viernes, 16 de julio de 2010

Introspección...

Cuando las cosas no terminan como esperabamos
solo el silencio puede aplacar nuestra consciencia...


2 comentarios:

La amiga del duende dijo...

me alegro q te haya gustado...
a veces salen cosas asi, que ni uno cree que logro escribir...
saludos

Örangel Manuel dijo...

cuando las cosas no terminan como esperábamos, no solamente el silencio logra aplacarla, sino esos centenares de sentimientos que se revuelven y se entrecruzan dentro, y cuando ya los dejas salir, es cuando sientes que todo fue una tonteria.

Dios, que testamento, jaja. espero que pases por mi blog http://leunamlegnaro.blogspot.com/ te seguiria, pero le quitaste ese gadget. saludos