jueves, 3 de enero de 2008

Mi conciencia...

Por momentos camina sola por la ciudad, deliberando dudas excistenciales.
Creyendo tener la respuesta de cosas que a nadie suelen importar.
Imitando viejos filósofos, gastando su tiempo, tan solo pensando;
A veces, ilusa, me cuenta algunas de sus vivencias en su mundo pluridimensional.
Sin notar que en mi plano no surten igual efecto que en el suyo.
Entonces, terca como es, vuelve a caer en millones de explicaciones sobre mi realidad.
Tratando de llevar adelante un mundo casi imposible, si desde su punto de vista se lo ve.
Pero yo, en el fondo, se que en la mayoría de los casos, tiene toda la razón.
Entonces abro un poco mi mente, para dejar pasar sus ideas, aunque sea, parcialmente.
Y así vamos intercambiando distintos fragmentos de nuestro pensar.
Encontrando el punto justo entre su irrealidad y mi moral.
Para que los dos quedemos, aunque sea por un rato, conformes el uno del otro...
O por lo menos, hasta que a alguno se le ocurra incurrir en algo mas...

2 comentarios:

stefii, dijo...

eii flaquitoo ajajja. nanana.. en serio me gusto, esta muy bueno, en partes me veo reflejada, hasta yo..
Que sigas bienn marquitos, besoo !

Marieluchi dijo...

Creo que cada uno toma fracciones de la realidad o de la irrealidad, depende de lo que le quepa mejor en su vision de la vida...